Reseña - El Matrimonio Loving

“Basada en hechos reales” ya es algo muy común en la industria cinematográfica y ahora le toca el turno al Matrimonio Loving.

Virginia, década de los 50. Dos personas se aman y quieren tener una vida juntas, ¿el problema? Ella es de raza negra y él es blanco, así que ante los ojos de la sociedad, están cometiendo un crimen y, para sus familiares, el que podría ser el peor error de sus vidas.

El Matrimonio Loving es una historia de amor simple, protagonizada por Ruth Negga y Joel Edgerton, que interpretan a Mildred y Richard Loving, quienes contraen matrimonio a pesar de la oposición de las autoridades. A partir de ahí, podría parecer que el amor no lo puede todo, y es que son perseguidos e, inclusive, obligados a irse de su hogar, dejando atrás a sus familias y buscando cómo hacer su vida en Washington. Tras pensar que todo está perdido, un buen día se ponen en contacto unos abogados que desean llevar su caso hasta la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos.

Jeff Nichols es el encargado de contarnos esta historia de amor. A pesar de ser uno de los casos de derechos civiles más importantes de Estados Unidos, el realizador se enfoca más en presentarnos la vida de esta pareja, exprimir el sentimentalismo y, sobre todo, las actuaciones, ya que si bien se puede pensar que terminará siendo un melodrama barato, la fórmula de la película es más un rollo contemplativo, sin diálogos forzados o fuera de lugar, sino actuaciones, expresiones, miradas y paisajes que nos remonta a aquella época. 

Cabe destacar que el filme funciona no sólo por Nichols, sino también por las interpretaciones tan naturales de Ruth Negga y Joel Edgerton, a quienes les crees que son un matrimonio que desea salir adelante; ella, con la esperanza de regresar a su hogar con su familia, decidida a recibir ayuda por parte de los abogados e inclusive dejar que un fotógrafo (interpretado por el siempre buen Michael Shannon) capture los momentos de su día a día como pareja, mientras que él, Richar Loving, es más reacio a la ayuda y a mostrar a flote su sentir respecto a la situación que viven. Al final, sin tantos diálogos, sus caracterizaciones como este matrimonio te parecen real, como el de cualquier pareja que puedas encontrarte en la calle, recordando que el amor va más allá del color de piel. 

Asimismo, la fotografía de lugares abiertos contrastando con los lugares cerrados nos sensibiliza aún más respecto a la historia, ya que es un elemento que ayuda al espectador a comprender la añoranza de esta pareja de volver a casa. Además de que la fotografía por parte de Adam Stone es sencilla y fácil de vincular con la historia presentada.  

El Matrimonio Loving es una representación pura, natural y convincente de lo que es una pareja. Tal vez, a la vista de algunos, la película sea lenta, pesada y tenga partes aburridas, pero así es el amor; no siempre se puede ir tan rápido y de vez en cuando habrá dificultades. 

Calificación: 4/5

Screens: A

 

Twitter

Cinema

Facebook

Nuestros talentos
Muy pronto podrás estar en contacto con...

Con el Staff de Screen.

Se busca (de nuevo)

Seguimos creciendo en Screen y cada vez más estamos aproximándonos al equipo de ensueño. Ahora, buscamos crear nuevos proyectos, expandirnos y conquistar el mundo encontrar a la chica ideal.


Leer más...
Screen te está Buscando
More... more...

No necesitas ser un profesional o escribir como un premio Nobel de literatura, puedes tener errores (nosotros te ...

Leer más...